La oficina moderna implica movilidad y acceso a servicios en la nube, Office365 te ayuda con tu estrategia digital.

  • Comunica, comunica, comunica: Mientras que los trabajadores a distancia con frecuencia organizan sus propias actividades, como usar dos horas para el almuerzo (y compensar más tarde) o tomarse un descanso para recoger a los niños de la escuela, es importante que tu equipo sepa cuándo estarás fuera del escritorio durante un período de tiempo prolongado. De esa forma, sabrán cuándo estarás de regreso por si tienen una urgencia. Los equipos trabajan mejor cuando sus miembros saben qué esperar de los demás. De esa forma, sabrán cuándo estás de regreso por si tienen una urgencia. Los equipos trabajan mejor cuando sus miembros saben qué esperar de los demás.
  • Respeta siempre tus fechas de entrega: Debería estar de más decirlo, pero es importante que te asegures de no retrasarte. De acuerdo con la encuesta de Gallup mencionada antes, la productividad de quienes hacen trabajos desde casa es al menos tan buena como la productividad de quienes laboran en la oficina, si no mejor. No te conviertas en la persona que hace que tu jefe o compañeros de trabajo pierdan fe en el sistema.
  • Usa toda la tecnología disponible: Si bien el correo es muy importante, otra tecnología, como la mensajería instantánea, las conferencias, etc., te ayudan a conectarte con los miembros del equipo en el acto. Dado que no tienes la posibilidad de detenerte junto al escritorio de un compañero de trabajo o ver a los miembros del equipo en la cocina, debes aprovechar todas las oportunidades que puedas para generar conversaciones y colaboración, cuando sea posible.
  • Trabaja regularmente en la oficina o visítala: Muchos trabajadores online no viven lo suficientemente cerca como para visitar la oficina todas las semanas, pero según tu función, pasar tiempo en la oficina regularmente es fundamental para la cohesión del equipo. Tú y tu gerente deberán debatir la frecuencia “suficiente”, pero te sorprenderá cuánto ayuda que te vean la cara de vez en cuando. Cuando los compañeros de trabajo pasan tiempo contigo personalmente, se les hace más fácil contactarte por teléfono o por Internet cuando necesitan hablar sobre algún problema o proyecto.
  • Genera relaciones con los compañeros de trabajo que te ayuden a estar informado: Al trabajar desde casa, aún si visitas la oficina ocasionalmente, probablemente te pierdas algunas noticias o información cuando no estás allí. Comunícate regularmente con amigos de la oficina que estarán dispuestos a mantenerte informado de cualquier cosa importante, incluso un cambio en la cultura o el humor de la oficina.

Pero alcanzar el éxito no depende solo de la fuerza de trabajo móvil. Las empresas pueden ayudar a sus trabajadores a distancia a interactuar más con el resto del equipo mediante capacitaciones adecuadas, el uso de software de colaboración que permite el uso compartido de archivos y una seguridad adecuada en los dispositivos móviles, para que los equipos móviles tengan el mismo acceso a todo, independientemente de dónde estén trabajando. Además, programar videoconferencias con regularidad garantiza tiempo cara a cara, algo que puede ser muy útil en una situación de trabajo a distancia. Cuando los trabajadores a distancia se sienten parte del equipo, es más probable que estén contentos y participen en el trabajo. Esto beneficia a todas las partes involucradas.