loader

Existen tres tipos de software que permiten realizar la facturación electrónica, entre ellos se encuentra el proveedor tecnológico que puede es una jurídica que se encarga de forma independiente a la empresa contratante de la expedición, recibo, revisión, conservación y en debido caso del rechazo de la factura electrónica mediante una plataforma tecnológica que ellos proveen, estos deben estar habilitados por la DIAN y para el año pasado 74 empresas se encontraban habilitadas para prestar este servicio, que se encuentran situadas en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Cartagena.

Las notas de crédito son la solución cuando la factura electrónica haya sido generada y se crean situaciones a través de las cuales se da lugar a devoluciones, anulaciones, rescisiones o resoluciones de esta, en este caso deberá emitirse la correspondiente nota crédito que se encuentre claramente justificada. Para el caso de que la factura deba ser anulada, los números de las facturas anuladas no podrán ser utilizados nuevamente en la expedición de nuevas facturas pues debe consignar en los registros que la factura asociada a tal número fue anulada.

Las facturas electrónicas que pretenden ser objeto de reconocimiento tributario deben ser previamente autorizadas por la DIAN o por un proveedor autorizaddo por esta. Según la firma Stupendo Colombia, la implementación de estas plataformas tecnológicas de facturación, lograra aumentar su “eficiencia en un 60%, ya que los tiempos de entrega tienen una mejora del 200%, pasando de días a minutos.

Personas jurídicas que enajenen bienes y/o servicios.
Personas naturales que enajenen bienes y/o servicios con ingresos brutos superiores a 3.500 UVT.
Personas naturales contratistas del Estado con ingresos brutos superiores a 4.000 UVT.
Contribuyentes que optaron por el Régimen Simple de Tributación – RST mediante el cual el gobierno pretende aliviar las cargas tributarias de las personas que se afilien a el, pasando de la informalidad a la formalidad para que así logren disfrutar de los beneficios de la formalización además de mejorar las condiciones de competitividad en el mercado.