loader

Al igual que con la facturación tradicional, según el artículo 2 de la ley 1001 de 1997 y el artículo 616-2 del Estatuto Tributario se indica los casos en los cuales no se está en obligación expedir cualquier tipo de factura:

  • Los Bancos, Corporaciones Financieras, Corporaciones de Ahorro y Vivienda, las Compañías de Financiamiento Comercial.
  • Las Cooperativas de Ahorro y Crédito, los Organismos Cooperativos de grado superior, las Instituciones Auxiliares del Cooperativismo, las Cooperativas Multiactivas e Integrales, y los Fondos de Empleados.
  • Los responsables del régimen simplificado.
  • Los distribuidores minoristas de combustibles derivados del petróleo y gas natural comprimido.
  • Las empresas que presten el servicio de transporte público urbano o metropolitano de pasajeros.
  • Quienes presten servicios de baños públicos.
  • Las personas naturales vinculadas por una relación laboral o legal y reglamentaria.
  • Las personas naturales que únicamente vendan excluidos del impuesto sobre las ventas o presten servicios no gravados, siempre y cuando no sobrepasen los topes de ingresos y patrimonio exigidos a los responsables del régimen simplificado.
Dichos establecimientos o personas que no están obligadas a expedir factura o documento equivalente, pero que de forma voluntaria deciden hacerlo, deben expedirlos cumpliendo todos los requisitos que la ley exija para cada denominación de documento, según sea el caso. 
FUENTE: Estatuto tributario y ley 1001 de 1997
5/5