loader

El liderazgo es un concepto con gran historia, los primeros estudios de liderazgo se dieron a partir de 1904 por medio de los cuales se pretendía identificar las características que compartían quienes de cierto modo llegaban al poder, ya fuera social, político o militar. A lo largo de los años las diferentes revoluciones y luces de cada década hicieron que el mundo se viera de otra forma, transformándose, lo cual generó que las personas se adaptaran a los cambios, es allí donde los líderes adquirieron importancia pues su agilidad y habilidades para conducir a las masas a la adaptación fue muy importante. 

El liderazgo se concibe como un concepto amplio, pero se basa especialmente en las personas que tienen cierto tipo de habilidades y que se desarrollan como líderes en varios aspectos de su vida, un líder es aquella persona que emplea habilidades tanto duras como blandas de una manera equilibrada para influir en el comportamiento de un grupo y lograr sus objetivos. En las organizaciones los líderes suelen tener compromiso con la misión y la visión de la empresa, usando una asertiva comunicación y confianza tanto en sí mismo como en su equipo, es decir, un líder debe tener buena comunicación y una capacidad de integración de los colaboradores, logrando que estos  liberen su energía y desarrollen su máximo potencial para el logro de un objetivo común que a corto plazo son las labores encomendadas las cuales a largo plazo se traducen en el crecimiento empresarial.

Las organizaciones dependen en gran parte para crecer, adaptarse a los cambios del mundo y por tanto perdurar en el tiempo de forma exitosa del liderazgo de sus dirigentes, por medio de la capacidad y eficacia en la resolución de problemas, implementación de estrategias para el crecimiento, entre otros. Anteriormente los jefes o personas que tenían poder se concebían líderes pero eran líderes de mando, ahora el mercado empresarial y laboral necesita líderes que generen influencia en sus equipos por medio del respeto, mando, comunicación y entendimiento.  

El liderazgo beneficia grandemente a las organizaciones ya sean pequeñas o grandes, pues la realización de las labores de forma ágil, eficiente y acertada, adicional al compromiso de los equipos y el trabajo a gusto de los colaboradores permiten un aumento en la productividad y en el desarrollo de los procesos.

  Fuente: http://www.utm.mx/edi_anteriores/temas036/ENSAYO3-36.pdf

5/5