loader

El teletrabajo ha revolucionado el mercado laboral, las condiciones actuales a causa de la pandemia han obligado a muchas personas a desarrollar sus actividades laborales en casa y a las empresas a contratar personal bajo la modalidad de teletrabajo. El teletrabajo permite a los trabajadores encontrar un equilibrio entre su vida laboral y su vida personal, brindado así un bienestar que trasciende a las cuestiones laborales, pues el hecho de que un trabajador mejore sus relaciones familiares cuente con tiempo para sus diligencias personales y se desarrolle en el trabajo permite que mejore su productividad y la realización de las labores que le son encomendadas, cuestión que se refleja en los procesos empresariales.

La cultura organizacional en un sistema laboral por teletrabajo debe ser fuerte y encontrarse fortalecido, lo anterior ya que al no asistir a las instalaciones de la empresa u organización el trabajador suele desarrollar sus labores en el lugar de su preferencia, puede olvidarse de la misma y desarrollar las labores simplemente por la necesidad del pago, es allí donde se necesita potencializar la cultura organizacional en los trabajadores para que desarrollen su trabajo de la mejor forma sin olvidar que deben trabajar en equipo por lograr conseguir los objetivos de la empresa, aportar ideas y opiniones. No por el hecho de no asistir presencialmente a desarrollar las labores, se entiende que ya no se hace parte de la empresa o el trabajador ya no es de vital importancia, pues esto es algo en lo que las empresas deben incursionar y es en hacerle sentir a los trabajadores que por pequeños que sean los procesos todos son importantes, debe fortalecerse el trabajo en equipo, así como la creación de arraigo y valores que le permitirán a la organización surgir y lograr sus objetivos.

Una vez se cree una cultura fuerte y un arraigo de los trabajadores hacia la organización, la confianza de los directivos debe incrementar en sus trabajadores pues se ha creado un organización auto responsable donde cada miembro trabaja en firme por la consecución de la misión y la visión institucionales, por el mismo sendero y con objetivos laborales independientes que sumados se convierten en objetivos empresariales, por lo tanto es necesario la implementación de un sistema basado en la persona, el individuo y la confianza, tanto en la organización, como en los colaboradores y la imagen que se crea para los externos.  

Fuente : Elaboración propia.

5/5